Aquesta pàgina requereix tenir activat el javascript per a funcionar correctament

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación, así como cookies de complemento de redes sociales. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerrar
Noticias › Titulares › Crisis sanitaria

El Consell de la Abogacía Catalana pide a la Generalitat un plan de ayudas para autónomos al cual se puedan acoger los mutualistas

13/04/2020
El Consell de la Abogacía Catalana, órgano representativo de los 14 Colegios de la Abogacía de Cataluña, ha pedido al Gobierno de la Generalitat que apruebe un plan de ayudas económicas y de financiación al cual se puedan acoger no solo los autónomos que coticen al régimen especial de trabajadores autónomos (RETA), sino también los que cotizan a las mutualidades profesionales de previsión social alternativas, como por ejemplo la Mutualidad de la Abogacía o Alter Mutua.
El Consell de la Abogacía Catalana pide a la Generalitat un plan de ayudas para autónomos al cual se  puedan acoger los mutualistas

La resolución aprobada el pasado 2 de abril por el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias (Resolución TSF/806/2020 de 2 de abril) de la Generalitat de Cataluña, que contempla ayudas económicas para autónomos para compensar las pérdidas como consecuencia de la COVID-19, solo incluye a los autónomos/as que cotizan a la Seguridad Social, impidiendo el acceso a los autónomos mutualistas.

Así, solo los autónomos RETA tienen la posibilidad de acceder a préstamos ICO, a una prestación extraordinaria por cierre de su actividad o por pérdida de ingresos y a la exoneración de las cuotas de autónomos.

En cambio los autónomos que están dados de alta en una mutua de previsión social alternativa al RETA, como son una gran parte de los profesionales de la abogacía, han quedado al margen de cualquier ayuda económica, a pesar de que como cualquier otro ciudadano contribuyen al sistema público con el pago de sus impuestos.

El presidente del Consell de la Abogacía Catalana, Manel Albiac, alerta que “esta crisis está afectando de manera muy grave a los despachos profesionales de los profesionales de la abogacía, especialmente los más pequeños, algunos de los cuales se han visto obligados a cerrar como consecuencia del estado de alarma y ante la paralización de la actividad judicial”. A pesar de la situación de excepcionalidad en que vivimos “la abogacía ha continuado garantizando el estado de derecho y la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos manteniendo los servicios de Asistencia Jurídica Gratuita y defensa del Turno de Oficio”, destaca Albiac, para añadir que “la abogacía también jugará un papel importante en la reactivación económica a través del asesoramiento jurídico a los ciudadanos y empresas, buscando soluciones negociadas y, en última instancia, mediante la reclamación y defensa ante los Tribunales de Justicia”.

El presidente del Consell y decano del Colegio de la Abogacía de Tarragona considera que las ayudas previstas para los autónomos en la Resolución de 2 de abril del Departamento de Trabajo son “insuficientes y no contemplan como beneficiarios a los profesionales mutualistas”. Por este motivo, la Abogacía Catalana ha dirigido una carta al Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña pidiendo al Consejero Chakir el Homrani que apruebe un plan de ayudas económicas y de financiación que contemple medidas destinadas a dar liquididad a empresas y autónomos para poder soportar los costes de la actividad profesional para la reactivación económica, y que a estas ayudas puedan acogerse todos los profesionales de la abogacía, con independencia de su condición de trabajadores/as autónomos/as inscritos al RETA o mutualistas.

Barcelona, 10 de abril de 2020

Contactos